El CEO de Pegatron, T.H. Tung, ha indicado que el teórico iPhone de bajo coste al que muchos medios apuntan será en realidad un dispositivo de gama media-alta. El modelo por lo tanto será similar al que Apple ha seguido con el lanzamiento del iPad mini.

Tung indicó que “el precio seguirá siendo alto“ para esos futuros móviles de Apple, y mostró su desacuerdo con los rumores que apuntan a la aparición de un iPhone barato. Los smartphones, afirmaba, ofrecen más valor por su precio, y el iPhone mantendrá la filosofía de Apple.

Pegatron y Foxconn podrían ser las responsables de la producción de estos dispositivos, pero algunos analistas apuntan a que Foxconn será la encargada del nuevo móvil, mientras que Pegatron asumirá buena parte de la producción de los aún vigentes iPhone 4 y 4S.

Hace unas semanas se supo que Pegatron contrató a 40.000 nuevos empleados para reforzar sus líneas de producción ante la demanda del mercado. Aunque no se confirmó a qué se debía ese programa de contratación, parece lógico pensar que ese refuerzo se dedicará a la producción masiva de terminales de Apple para suplir la previsible fuerte demanda inicial.