La llegada del iPhone 6 Plus al mercado el año pasado fue el pistoletazo de salida a las pruebas para ver cuando es capaz de doblarse un dispositivo. Aunque la repercusión que tuvieron los vídeos del iPhone 6 Plus parecían indicar que era el único dispositivo que se doblaba, no es el único. La mayoría de los dispositivos al someterlos a cierta presión se doblan mas o menos, pero se doblan.

Apple ha solucionado este problema en la segunda versión del iPhone 6 Plus, con el apellido s, que llegó al mercado hace un par de meses. En esta ocasión el aluminio utilizado para la fabricación es de la serie 7000, mucho más resistente que el del modelo anterior. En las diferentes pruebas que se hicieron para intentar doblar este nuevo iPhone se comprobó que es imposible doblaron mínimamente.

Ahora le ha tocado el turno al Apple Pencil, ese caro accesorio del iPad Pro (99 dólares/109 euros) que nos permite realizar auténticas obras de arte en el pantalla de este nuevo tablet de 12,9 pulgadas con la que según Tim Cook dejaremos de lado nuestro portátil o sobremesa.

Las pruebas de resistencia a las que se ha sometido el Apple Pencil ha demostrado que está construido al igual que el nuevo iPhone 6 Plus con aluminio 7000, lo que impide doblar el lápiz por mucha fuerza que hagamos. La otra prueba que se ha realizado es el nivel de resistencia del puerto lightning utilizado para cargar el dispositivo. Esta conexión dispone de una bisagra que permite mover el Apple Pencil ante cualquier indicencia para evitar que se rompa. Pero si lo sometemos a una fuerza excesiva, como cualquier dispositivo la conexión se desprende del dispositivo y se rompe.

via: actualidadgadget.com